No menu items!
27 junio, 2022
Lun, 27 junio, 2022

Día mundial del pollo: altos costos pero buenas perspectivas

En medio de las alzas del costo, la proteína animal más consumida en Brasil se enfoca en el mantenimiento de la demanda interna y externa

Recomendados

En plena conmemoración del “Día mundial del pollo” –fecha celebrada hoy 10 de mayo en todo el mundo, establecida por el Consejo Mundial de la Avicultura (IPC, por sus siglas en inglés)– la avicultura de Brasil y del mundo experimenta grandes desafíos para mantener la capacidad competitiva, de sustentabilidad, del estatus sanitario y de su papel como una de las principales fuentes de proteína animal para la humanidad. Esta es la consideración del presidente de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), Ricardo Santin.

En el cuadro global, los principales factores son los costos de producción y la crisis sanitaria internacional de la influenza aviar. El conflicto entre Rusia y Ucrania aumentó la presión sobre los precios internacionales de granos: en el caso del maíz, las dos naciones representan el 17% del comercio mundial. A la vez, se han sacrificado millones de aves en Francia, EE. UU. y otros países de la Unión Europea, Norteamérica, Asia y África, como resultado de los focos de influenza aviar.

“Sumados, los dos factores sostienen los precios internacionales de la carne de aves, con una reducción de oferta en algunos lugares debido a los sacrificios sanitarios y con la disminución de las actividades de empresas avícolas ucranianas, que son exportadoras relevantes”, comenta Santin.

En Brasil, con consumo y exportaciones en niveles elevados, la cadena productiva de la avicultura experimenta enormes desafíos para el mantenimiento de la competitividad y de la sustentabilidad del sector.

En el mercado interno, la carne de pollo es la más consumida por el brasileño. En consonancia con los datos del Informe Anual de la ABPA, el consumo per cápita del producto alcanzó los 45,56 kilos en 2021. Es el segundo mayor índice registrado por el sector, que desde 2010 mantiene niveles de consumo por encima de los 40 kg per cápita.

En las exportaciones, los países de Asia (especialmente China), Europa, África y países de América siguen con una fuerte demanda del producto brasileño. Hasta el primer trimestre, las ventas internacionales del producto brasileño eran10,2% superiores a las registradas en el mismo periodo de 2021 (año récord de las exportaciones), con un total de 1,142 millones de toneladas exportadas. La expectativa es de nuevos incrementos en abril, con ventas mensuales por encima de las 410.000 toneladas.

“El cuadro comercial y de consumo es favorable al producto brasileño. Sin embargo, el sector vive su más fuerte crisis de costos de producción, con altas superiores a 100% en el maíz y en la harina de soya, acumuladas a lo largo de los dos últimos años y con especial impulso en este inicio de 2022. Hay que añadir a esto los aumentos de los costos de fletes marítimos, del diésel, de los embalajes de plásticos y cartón, y otros”, señala Santin.

Santin estima que no hay expectativas de que bajen los costos en el corto y mediano plazo. Sin embargo, hace la reflexión de que incluso ante los aumentos de costos y la inevitable transferencia de precios a los consumidores internos e internacionales, no faltarán productos en los anaqueles brasileños.

“La carne de pollo es un alimento básico no sólo en Brasil. Es uno de los pocos productos que no enfrenta restricciones religiosas, por eso figura entre las principales fuentes de proteína de países con los más diversos hábitos culturales. Por este motivo Brasil, como mayor exportador global y proveedor en cerca de 150 países en el mundo, tiene que mantener su protagonismo internacional, especialmente en este momento en que el mundo enfrenta una reducción de la oferta del producto. A la vez, la oferta de productos también se mantendrá para el consumidor brasileño”, estima.

Brasil es hoy uno de los mayores productores mundiales de carne de pollo, y el mercado interno es el principal destino de los productos. Según datos de la ABPA, el 67,83% de las 14,329 millones de toneladas producidas en 2021, se destinó a los anaqueles de los supermercados brasileños. Al exterior, se exportaron 4,610 millones de toneladas, el equivalente a 32,17% del total.

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Últimas noticias