No menu items!
18 agosto, 2022
Jue, 18 agosto, 2022

Los puntos críticos de la Avicultura del futuro

Recomendados

La avicultura avanza rápidamente hacia momentos de grandes cambios y desafíos, y este fenómeno demandará habilidades como flexibilidad, adaptación, imaginación y resilencia.

Desafíos globales.

  1. Bienestar animal

Será un tema ineludible para el planteo del negocio, tanto para la producción de huevo como de carne aviar. Es cierto que en nuestra región, América Latina, la presión del segmento consumidor y de las autoridades es menor que, por ejemplo, en Europa y Estados Unidos, pero es indudable que el tema crecerá tanto en la población –en cuyo caso también lo debemos considerar como un nicho en crecimiento–, como así también en los mercados de oportunidad de exportación, y en las autoridades que, en mayor o menor medida, irán respondiendo a la presión de los lobbys pro-bienestar.

En lo personal, Sebastián Neguera gerente de Cabaña Avícola Modelo, considera que debemos tomar la iniciativa en este tema, e invertir recursos provenientes de nuestras instituciones sectoriales a las redes para fomentar la identidad del consumidor de proteína animal como grupo, y no solo estar a la defensiva ante las agresiones verdes. Estemos orgullosos de nuestra forma de producir, que mayormente cumple con el bienestar animal. Por supuesto, sin dejar de estar atentos a mejorar.

De todos modos, y aunque por estas latitudes no se sienta la presión directa, debemos mentalizarnos que prácticas como la muda forzada, el despique en granja y las altas densidades en producción, desaparecerán relativamente pronto, lo mismo que menos maniobras de vacuna en granja, y aún más, en plantas de incubación.

Por otra parte, si algún tipo de producción –free range, campera, o diferenciada en algún aspecto productivo–, tiene demanda por parte de la población y promesas de rentabilidad, recibirá de forma natural la inversión para su desarrollo de parte de nuestro siempre dinámico sector.

  1. Sustentabilidad

Si bien nuestras producciones son percibidas por la población en general como “de campo” y, por lo tanto, recibimos una menor presión con aspectos como fuentes de energía que las que recibe, por ejemplo, el sector automotriz, la realidad del futuro nos va a imponer pensar tanto en fuentes renovables de energía como en el circuito de los deshechos y la generación de Co2.

Cada región tiene ecuaciones diferentes para esto, con variables que van desde los costos fiscales de cada país para la adquisición de equipos, como los días de sol al año o el valor de la energía en cada país; pero lo cierto es que cuanto mas avancemos, menos tiempo nos llevará amortizar paneles solares o biodigestores, por dar solo dos ejemplos. Tengamos en cuenta que en ningún caso, el futuro se nos presentará con energías no renovables a un menor costo que en el presente.

Y si bien hoy nuestros consumidores valoran más el precio del producto a que el establecimiento emplee energías renovables, o sea “eco friendly”, las nuevas generaciones que van ingresando al mercado prometen cambiar esta realidad aceleradamente.

  1. El cambio generacional en la mano de obra.

Nadie que esté al frente de una compañía en el presente puede subestimar el cambio en la mentalidad de los recursos humanos que hoy presentan, con el de hace diez o veinte años atrás.

En Argentina podemos pensar que son los planes sociales los que producen un efecto de poca fidelidad al puesto de trabajo, y si bien si hay algo de eso, la realidad va mucho mas allá. Creo que el tema es global.

La forma de pensar de las generaciones que se están incorporando al mercado laboral tiene mas que ver con la gratificación inmediata, el compromiso ambiental, la mentalidad de nativos digitales y la familia después del individuo, que como pensábamos antes: compromiso a largo plazo, la compra de una casa, un auto, o formar una familia.

Por otra parte, hemos alejado las industrias de las ciudades, y es allí donde los jóvenes quieren estar.

¿Cómo hacemos para que se queden y den lo mejor de sí? Partiendo de la base de un salario digno, no es descabellado pensar en felicitaciones y premios vía Redes Sociales, horarios de trabajo más reducidos –si es posible–, e incorporar estímulos lúdicos en la tarea diaria, con metas alcanzables y hasta tal vez el uso de Apps. Pero estemos preparados tanto para una alta rotación, como para el egreso y reingreso de algún buen empleado.

No tengamos miedo de invertir en capacitación y que la gente tome otro camino, no hacerlo nos puede llevar a un callejón sin salida donde dejemos de ser una empresa atractiva y no haya gente capaz, que cuando se vaya hable bien de nosotros.

Pd: todo lo que sea automatizable es una gran inversión.

  1. Nuestras pandemias.

Así como la globalización ha integrado el comercio mundial, las enfermedades que amenacen la sanidad avícola serán también cada vez mas globales.

Y aquí se nos suman nuevas incógnitas, porque no hay duda que la respuesta a esto es acentuar la bioseguridad de empresas e instalaciones, tanto a nivel de procesos virtuosos en el diseño global de la empresa, como evitar el pastoreo de las aves para evitar su contaminación con especies silvestres… Y con esto se nos presenta un shortcut con las tendencias más extremas del bienestar animal.

Autor: Sebastián Neguera – Cabaña Avícola Modelo – Argentina

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Últimas noticias